Diario de Cuarentena: Bienaventurados

Diario de Cuarentena: Bienaventurados

La vida te la dan , pero no te la regalan. La vida se paga por más que te pene. Así ha sido desde que Dios echó al hombre del Edén, por confundir lo que está bien con lo que le conviene.Si a plazos o al contado
la vida pasa factura, rebaña y apura hasta las migajas. Que si en cada alegría hay una amargura, todo infortunio esconde alguna ventaja.Bienaventurados los necios que se arriesgan a prestar consejos porque son sabios a costa de los errores ajenos. Bienaventurados los pobres porque saben, con certeza, que no ha de quererles nadie por sus riquezas.Bienaventurados los adictos a emociones fuertes Porque corren buenos tiempos para la gente marchosa.Bienaventurados los dueños del poder y la gloria porque pueden informarnos de que va la cosa.Bienaventurados los que alcanzan la cima porque será cuesta abajo el resto del camino. Bienaventurados los que catan el fracaso porque reconocerán a sus amigos. En cualquier circunstancia por lastimosa que sea,busca la manera de comer perdices; que a pesar de lo alto que
nos coloquen el listón, hay que brincar con la intención de ser felices. Bienaventurados los castos
porque tienen la gracia divina y la ocasión de dejar de serlo a la vuelta de la esquina. Bienaventurados los que aman porque tienen a su alcance más de un cincuenta por ciento de un gran romance. Bienaventurados los que están en el fondo del pozo porque de ahí en adelante sólo cabe ir mejorando. Bienaventurados los que presumen de sus redaños porque tendrán ocasiones
para demostrarlo. Bienaventurados los que contrajeron deudas porque alguna vez alguien hizo algo por ellos. Bienaventurados los que lo tienen claro porque de ellos es el reino de los ciegos. Joan Manuel Serrat.

Transcribo la canción completa de Serrat que el presidente citó en el coloquio de IDEAS, por varios motivos. Primero, y el más relevante para que la lea completa, tal vez se inspire. Y segundo para dar crédito al autor verdadero. Pero para próximos discursos, infórmese de nuestra realidad, que no dista de Guernica, si no lo hace, le regalo Sr. presi una de Benedetti posta, en la que nos muestra cómo está nuestra casa, que es la suya también. Ah! una recomendación, lea, señor, lea :

No cabe duda. Ésta es mi casa
aquí sucedo, aquí
me engaño inmensamente.
Ésta es mi casa detenida en el tiempo.

Llega el otoño y me defiende,
la primavera y me condena.
Tengo millones de huéspedes
que ríen y comen,
copulan y duermen,
juegan y piensan,
millones de huéspedes que se aburren
y tienen pesadillas y ataques de nervios.

No cabe duda. Ésta es mi casa.
Todos los perros y campanarios
pasan frente a ella.
Pero a mi casa la azotan los rayos
y un día se va a partir en dos.

Y yo no sabré dónde guarecerme
porque todas las puertas dan afuera del mundo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: