Diario de Cuarentena: Fuego

Mi barra de cereal con mate no puede faltar, mientras termino mis tareas de guión para Lumiton, y envío un artículo que intenta repensar la cultura al Diario La Verdad, mastico mucho más que lo nutritivo. Me siento prendida fuego. No puedo creer la brutalidad de los humanos – supuesta raza superior- con los pares. La gente es víctima de su vecino. La calle vacía por el confinamiento es más peligrosa aún. Y la noche se vuelve eterna en los días agónicos.

Mientras tanto, los que deberían y proclaman estar cuidándonos, nos roban. Y pisan la Constitución Nacional, abarrotan sus bolsillos, nos compran juicios futuros y creen que la teta del estado es interminable. Pero lo que me enciende, aquello que genera el fuego en mi interior, es la quietud de los otros. De nosotros. Me enfrento con la indiferencia de los sindicatos y del poder político al atropello casi con hidalguía. Nadie defiende sueldos que no aumentan hace seis meses a pesar de la inflación. Nadie defiende empresas pequeñas y medianas que están obligadas a pagar sueldos sin producir. Nadie defiende al sector productivo descabezado por los impuestos impagables que solo apuntan a sostener un sistema político que genera pobreza sobre pobreza. Me prende fuego la cantidad de falsas premisas y falsos dilemas que plantean los políticos y los militantes irracionales, salud o economía, ricos contra pobres. Siento que estoy viviendo en el siglo pasado, y que un Peaky Blinders viene a salvarme tras un halo de nicotina. Y qué bien nos vendría si atrás hay un Churchill, pensar que le temían al potencial de nuestro país. Pero no puedo con la indolencia de varias generaciones, que ven sin chistar como destrozan el orden social y republicano.

Me prendo fuego, y me quemo en una hoguera de libros que hablan de derechos, igualdades, oportunidades, mérito, historia, pero que no saben de gente estatua, que se deja robar la libertad. Esta vez voy a intervenir con arte, para salvarme.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: