Diario de Cuarentena: Vacunados

Diario de Cuarentena: Vacunados

Tanto ajetreo con las vacunas, si son rusas, yankis o chinas, si las francesas o las de Oxford, pero la realidad es que los argentinos ya hemos estado casi todos en contacto con el coronavirus, y con otros peores durante todo este año. Hemos sido vacunados por la desidia de quienes debieron cuidarnos, indignante situación donde un estado inmenso, lleno de sueldos y de supuestos ministerios científicos sólo ha servido para que nos muramos como perros, nos enfermemos a borbotones y nos fundamos en la pobreza y la ignorancia.

Pero lo que más aterra, a mí al menos, es la indolencia ciudadana. Parece que la inflación no existiera, que los docentes ganaran fortunas, que los obreros nadaran en oro y que el pueblo rebosara riqueza. Entonces, cuando el silencio de las masas subordinadas aturde, es que verdaderamente estamos en riesgo de cubanización. Ya faltan productos en todas las góndolas, ya se cae internet y hay cortes de luz.

Tengo una duda ¿el pueblo es ciego, sordo, mudo? ¿o el pueblo es cómplice?

Cambiemos la cultura ya, seamos ciudadanos y no mediocres habitantes, luchemos por los derechos. ¿Nadie nota la falta de lógica de las medidas sanitarias, antes y ahora? ¿Nadie se da cuenta que no tienen idea de lo que hacen? ¿Nadie ve comercios amigos cerrar? ¿Nadie perdió a un familiar sin despedirlo pero miró azorado miles de personas abrazadas al presidente para usar a un ídolo?

A veces, el silencio es la peor mentira. Miguel de Unamuno

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: